Reutilización de los recursos —estiércol, purines, restos de poda, pastos, etc.
Se abre la convocatoria de ayudas para el mantenimiento del paisaje agrario de Baleares, 643 campesinos profesionales se beneficiaron en 2017, con 3.925 € por término medio
En el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) se ha publicado, este sábado, la convocatoria de ayudas de este año para el mantenimiento del paisaje agrario de las Islas Baleares.
AGENCIA MANACORNOTICIAS 02/12/2018 - 03:06:00
3.925 euros. Por islas, en Mallorca se beneficiaron 453 campesinos; en Menorca, 151; en Ibiza, 38; y uno, en Formentera. Una explotación agraria diversificada es aquella en la cual se lleva a cabo.

Se abre la convocatoria de ayudas para el mantenimiento del paisaje agrario de las Islas Baleares. 643 campesinos profesionales se beneficiaron en el 2017, con 3.925 euros por término medio. En el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) se ha publicado, este sábado, la convocatoria de ayudas de este año para el mantenimiento del paisaje agrario de las Islas Baleares.

Los interesados pueden empezar a pedir las subvenciones a partir de mañana y hasta el día 31 de enero de 2019. El importe total de la convocatoria, de 2.900.000 €, proviene del impuesto de turismo sostenible (ITS). Con esta línea de ayudas se pretende compensar los gastos superiores que comporta el manejo de explotaciones diversificadas y reconocer la tarea beneficiosa que desarrollan tanto en el ámbito agrícola como en el ecológico.

Los interesados pueden empezar a pedir las subvenciones a partir de mañana y hasta el día 31 de enero de 2019. El importe total de la convocatoria, de 2.900.000 €, proviene del impuesto de turismo sostenible.

En total, 643 campesinos profesionales de las Islas Baleares se beneficiaron de la convocatoria del año pasado, que obtuvieron, por término medio, 3.925 euros. Por islas, en Mallorca se beneficiaron 453 campesinos; en Menorca, 151; en Ibiza, 38; y uno, en Formentera. Una explotación agraria diversificada es aquella en la cual se lleva a cabo una gestión agraria determinada aprovechando los recursos naturales que tiene al alcance de una manera sostenible, en mayor o menor grado.

Estas tareas de reutilización de los recursos —estiércol, purines, restos de poda, pastos, etc.— y de diversificación a menudo comportan unos gastos adicionales de mano de obra y maquinaria, que no se producen en explotaciones más intensivas. A la vez, sin embargo, esta gestión agraria diversificada genera servicios ambientales gratuitos que, aunque no estén reconocidos ni remunerados, benefician el conjunto de la sociedad —la absorción de CO2, la polinización por parte de abejas, la conservación del suelo fértil, el reciclaje de nutrientes o la conservación del patrimonio genético, como son las variedades locales y razas autóctonas, entre otros.

Asimismo, la dispersión parcelaria de las explotaciones y la medida de las parcelas ha contribuido de una manera extraordinaria a la creación de un paisaje agrario rico y diverso, un sistema complejo de relaciones en muchos ámbitos entre el ser humano y la naturaleza denominado agroecosistema. Por otra parte, el manejo de estas explotaciones es económicamente menos eficiente que las explotaciones con monocultivos o sin producción cualificada.

Eso implica una gran desventaja competitiva respecto de otras modalidades de explotación más intensivas y tecnificadas que se dedican a unos pocos productos agrarios. Estas explotaciones diversificadas son el modelo de gestión agraria mayoritario en las Islas Baleares, el que estructura el territorio y el que le otorga identidad. A causa de su capacidad de reacción económica baja, son las que sufren más gravemente las dificultades del sector y la competitividad que ejercen los grandes productores.

¿Te ha parecido interesante la noticia?

 Sí  No
Reciente
Visto
Comentado